Páginas vistas en total

sábado, 21 de febrero de 2015

Guest Experience y Dejate Emocionar



La inquietud por averiguar y conocer la provocación de la emoción y sonrisa que suscita en el ser humano la palabra Hotel,  fue sin duda alguna el porque de mi dedicación y mi gran pasión al mundo que tengo la suerte de dedicarme: La Hoteleria. Efectivamente, digo suerte, porque no todo el mundo tiene el gran privilegio de amar y apasionarle su profesión.

Conozco pocas palabras que provoquen la misma reacción al ser humano, sin importar procedencia, etnia,creencia o religión y ni tan solo edad, que la provocada por la palabra Hotel.
La imaginación se desboca al pensar en ella y crea sin duda alguna más expectación en el ser humano que el propio destino.
En muchas ocasiones el ser humano elige destino por el Hotel  y cuando habla del Hotel se olvida de mencionar el destino. Se convierte  en el epicentro de sus decisiones y emociones.
Es el  Hotelero entonces quien  tiene la obligación de cumplir con sus expectativas y la responsabilidad de emocionar a su invitado, tal y como el mismo había anunciado.
Las falsas expectativas es un guión que en la "pelicula Hotel" no tiene cabida. O emocionas o No emocionas. Pero si emocionas que sea de verdad.

La emoción es indiscriptiva, sabemos definirla pero no describirla. Cada emoción es consecuencia de una necesidad acotada en un periodo de tiempo único y concreto. Para cada momento una emoción y una emoción para cada momento.
En ocasiones una misma necesidad puede llegar a emocionar a todo un colectivo. Te propongo que regales Wifi a una velocidad de 20 Megas y seguramente llegaras a emocionar a muchísimas personas.

No nos engañemos, emocionar no es una novedad del Siglo XXI. Siempre hemos querido emocionar con productos diferenciadores de nuestra competencia. Pero antaño la emoción se basaba en un diferencial no en producir una satisfacción directa de bienestar a nuestro invitado. Es ahora en el siglo XXI cuando el invitado es quien nos demanda emoción, experiencias inolvidables para momentos inolvidables y nosotros los Hoteleros debemos hacer que ocurran alli, en nuestro Hotel.

Para conseguir que ocurran, hemos tenido que reinventar la Hoteleria, hemos tenido que inventar profesiones nuevas que nos creen experiencias y emociones a la carta y diferentes para cada momento.

Crear emociones ,experiencias y sonrisas nuevas son la verdadera esencia de la  Hoteleria, de mi Hoteleria y de mi Pasión por los Hoteles. Y yo tengo el privilegio de formar parte de ella.






No hay comentarios:

Publicar un comentario